lunes, 15 de octubre de 2012

Magic Mike: se queda corto

Me preparo para ver una película claramente dirigida al sexo femenino y me siento algo estafa al ver flores y corazones donde debería haber billetes y calzoncillos. Aclarando que el titulo del post no hace referencia a ninguno de los miembros de los stripers (aunque solo lleguemos a ver en su apogeo el de Joe Manganiello), lo cierto es que quitando algún que otro momento en el que los niños de Magic mike se lucen, la película no tiene peso en el argumento y llega a volverse "blanda" para lo que ofrece.



Por fin teníamos una apuesta caliente y solo para chicas en cartelera. Un club de stripers que con el primer trailer ya nos hizo apuntarlo en el calendario, y más aun conociendo a los tremendos encargados de la proheza: un hiper sensual y musculado Channing Tatum, un novato Alex Pettyfer, un carismatico Matthew McConaughey que nos mete en sus bolsillos al primer discursito motivador de señoritas, un reumático Joe manganiello, un CSI reconvertido en sex symbol Adam Rodriguez, y (lo mejor para el final) un Matt Bomer atrevido ladrón de guante blanco (y quizás nuestro próximo Christian Grey) que nos enseña una faceta salvaje fuera de trajes y sombreros (aunque conservando su estilo, su personaje en el escenario es Kent... sí, el de la Barbie).


Estos son los encargados de humedecer una sala y elevar la temperatura al estado de ebullición, pero por desgracia, aunque con momentos muy eróticos y festivos, solo lo consiguen dentro del local. El resto sobra: moralidad, drogas, una hermana vigilante, un hermano un poco idiota, la empresa crece, y nuestro chico del tanga rojo quiere hacer manualidades. Pero no de las que pensamos, sino con muebles.


Agradezco que este basada en un hecho real y que Mike se haya servido de su experiencia personal de stripers en sus inicios (para lo cual demuestra claramente que no ha perdido facultades), pero aun así falta algo: falta una historia que convezca o una historia que no importe nada porque el resto lo cubre todo.

No es que no aprecie el intento de enriquecer una pelicula para que no sean solo músculos, culos y paquetes (que bien hecho seguro que elevan su nota media), sino que si esto hubiera sido una película de tías para tíos, no habrían tenido tantas florituras a la hora de plasmar una historia, y no se hubieran dedicado nada más que a mostrarnos unos bailes (muy buenos). Quiero más. Y quiero más de ellos y de trama, algo mas elavorado que no parezca que han querido alegrarnos la vista y ya esta (que es lo que han hecho, pero al menos si lo disimulan que lo hagan bien).

Engañada y a medias, me quedo con la esperanza de que Channing Tatum haga realidad su promesa de volver para una segunda parte, y en ella si que lo den todo. Y algo más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada