jueves, 26 de enero de 2012

Corto pero intenso: The Lost Thing

Me encanta estrenar cosas, abrir el envoltorio, o quitarle las etiquetas, y que salga ese olor a nuevo, a sin estrenar, a recién abierto. Bueno, técnicamente no podemos "oler" una sección, pero no dudo en que la disfrutaremos muchisimo. Hoy os presento una nueva sección que tenia muchas ganas de abrir, y que se llama Cortos. Muy bien, como su nombre indica, va sobre cortos, de todo tipo, nacionales, internacionales, indies, de animación, acción real, de directores conocidos, otros anónimos o en proceso de darse a conocer... Pero todos ellos geniales. ¡Abrimos el telón!
 

Para empezar, hay que saber algunas cosas básicas sobre los cortometrajes, como por ejemplo que tienen que durar menos de 30 minutos, o se convertirían en largometrajes. Otra faceta muy llamativa de los "cortos" es que suelen estar cargados de mucho simbolismo, su objetivo suele ser transmitir una idea, un sentimiento, por eso se consideran más artísticos que las películas (que cuentan una historia, desarrollan unos personajes que vas conociendo). Obviamente hay de todos los estilos, géneros e historias, pero sí es cierto que igual que puede haber películas más o menos artísticas, en los cortos priman sobretodo la vocación de los sentidos, las metáforas, o los sentimientos. Pensemos que hay que transmitir algo en muy poco tiempo, por lo que lo hacemos de forma muy concentrada y radical para que quede bien claro y no haya ninguna duda.

Es importante también mencionar que en esta sección NINGÚN CONTENIDO SERÁ PRODUCIDO POR MI (excepto que me líe la manta a la cabeza y saque mi vena artísta a flote, en cuyo caso lo anunciaré con letras grandes). Todo lo publicado en esta sección será una obra ajena, y se reconocerá la labor y el mérito del artística, sin ningún otro objeto que difundir y reconocer su obra (en ningún caso quiero que el FBI entre por mi puerta).

Dicho esto, y presentada debidamente la sección, vamos con nuestro primer invitado: THE LOST THING (2010), basado en el libro de Shaun Tan con el mismo nombre, y dirijido por AndrewRuhemann y el propio escritor del libro, este corto de origen australiano gano el Oscar a mejor Corto de Animación del 2011, y con razón. No quiero desvelar nada para que lo veáis, solo decir que aunque al principio no se entienda nada, te deja una sensación bonita en el cuerpo, y te va intrigando, quieres saber qué ocurrirá al final. Un ejemplo de imaginación, sencillez y grandiosidad, todo ello junto para enseñarnos algo que no nos damos cuenta que perdemos.



Si te ha gustado deberás estar pendiente de esta sección Cortos, para la que tengo preparadas muchas y buenas sorpresas. ¡No te lo pierdas!

(Fuente video: Youtube, transmitido por Canal+)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada