martes, 3 de diciembre de 2013

Archetype: Aaron Sims y la ciencia ficción

La magia de los cortometrajes reside en su capacidad para condensar unos sentimientos en una idea simple y transmitirla en un tiempo record. En este caso nos encontramos con un mundo futurista donde las emociones se imponen a la maquinaria, poniendo en riesgo la seguridad planificada de los roborts de batalla. Una lucha interna entre lo humano y lo artificial, que pone en entre dicho la moralidad humana, y nos llega a través de unas imágenes cuidadas y brutalmente realistas.




El corto de Aaron Sims consigue eso y mucho más. De la mano de uno de los genios artísticos del séptimo arte (su larga lista de trabajos incluyen a Terminator, Narnia, Soy Leyenda, Big Fish, un par de superhéroes y los musculados de la secuela de 300, entre muchisimos otros).

Cuenta la leyenda que este corto impresionó tanto a algunas personas influyentes que le ofrecieron a su creador (padre y fundador de la idea) el presupuesto que quisiera para llevarlo a la gran pantalla. Después de un tiempo de negociaciones nunca más se supo de aquello, cayendo en un olvido esperamos que no muy enterrado.


"Mi esposa se llama Maura"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada